ESCALA SALARIAL

La escala salarial es un término propio y especial de la Función Pública y de los servidores del Estado, tal como lo prevé el artículo la Ley 4° de 1992, a través de la cual se fija el régimen salarial y prestacional de los empleados públicos. Como lo señala el artículo 1° de dicha ley, las normas aplican para los servidores públicos. De igual forma, según el artículo 2° la fijación del régimen salarial y prestacional tendrá, entre otros, los siguientes criterios, l) el establecimiento de rangos de remuneración para los cargos de los niveles profesional, asesor, ejecutivo y directivo de los organismos y entidades de la Rama Ejecutiva y de la organización electoral, situación que corresponde su reglamentación al Gobierno Nacional.
El literal, al hacer referencia al “formato de información de servidores públicos y contratistas”, necesariamente indica que la norma está dirigida precisamente a los “servidores públicos y contratistas”. En los términos de la ley 21 de 1982, las CCF son entidades sin ánimo de lucro regidas por el derecho privado, circunstancia que implica que las personas que las integran no tienen la categoría de servidores públicos, se rigen por los estatutos y Código Sustantivo del Trabajo, esto en consonancia con el parágrafo 2° de la disposición en comento, en el cual se advierte que será el DAFP la que establecerá el formato y los circunscribe para los servidores públicos y contratistas del Estado.
El DAFP tiene como objeto “el fortalecimiento de las capacidades de los servidores públicos y de las entidades y organismos del Estado, su organización y funcionamiento”, dentro de sus funciones está la de formular, implementar y hacer seguimiento de las políticas de desarrollo administrativo de la función pública, el empleo público, la gestión del talento humano, la gerencia pública, el desempeño de las funciones públicas por los particulares, la organización administrativa del Estado. Dentro de su competencia no hay aspecto relacionado con las CCF